En el último año se ha evidenciado un crecimiento exponencial de la carrera del Digital Signage y se ha hablado mucho acerca de sus ventajas pero nunca se han planteado las causas que la llevaron a tomar fuerza en el mercado. Siendo una de ellas el inminente cambio climático.

Y es que la ejecución de planes de desarrollo que involucran aspectos como el reciclaje, nos plantean un escenario de inmersión digital con el fin de contrarrestar los efectos que traen consigo el uso de grandes cantidades de papeles impresos que son puestos en las cada vez más deterioradas paredes o señalética de la ciudad. A su vez, estos anuncios, una vez cumplen con su objetivo son desechados generando desperdicios, sin contar con el costo y esfuerzos que se invierten en su impresión.

Aunque esto le funcionó a la industria de la publicidad y el marketing durante muchos años, la imposibilidad de tener actualizaciones al instante y su impacto negativo al medio ambiente han hecho que las nuevas alternativas como el Digital Signage estén a la orden del día.

Con estas variantes entran con fuerza en el mercado las llamadas carteleras digitales que han ido mejorando en aspectos claves como lo es su facilidad de instalación y la progresiva migración de las redes publicitarias a soportes habituales y de bajo coste. Lógicamente alejándonos de grandes compañías como Inditex que hacen del Digital Signage su mayor pilar en modo de publicidad variable.

La verdadera fuerza de esta evolución no está solo en la realización de proyectos de ‘venta de hardware’ o en la instalación de las pantallas como tal, sino en la creación proyectos de espacios digitales que estén acompañados de estrategias efectivas con contenido dinámico que tengan como objetivo la creación de una experiencia digital en espacio público.

Hablando de técnicas y herramientas tenemos una llamada ‘Consumer Journey’ que básicamente es el camino que recorre un cliente a lo largo de los diferentes puntos de contacto e interrelación con el local comercial. Así pues, el Digital Signage entra con fuerza en este embudo de acción con una propuesta basada en el descubrimiento, la consideración y por último la decisión.

La principal afinidad que tienen las herramientas de Digital Signage en el mundo retail es basada en su integración con el ecosistema de la tienda, lo que a su vez significa un valor añadido porque los visitantes se sienten partícipes de una comunidad y en especial de una experiencia siendo este el primer punto de expansión de la marca.

El Digital Signage existe desde hace muchos años, aunque generalmente sólo había sido utilizado por grandes compañías en aeropuertos, centros comerciales o transporte público. Este canal de comunicación ya no es tan elitista. Empresas, colegios, comercios, bancos, restaurantes ya pueden disponer de su propio canal Digital Signage con tarifas asequibles en el mercado.

Estas plataformas digitales permiten a los comercios informar, persuadir y vender tanto productos como servicios. En esta época de exceso de información, disponer de una herramienta facilita la comunicación clara de la marca con sus públicos objetivos y usuarios.

La Señaletica digital de hoy puede ser mucho más efectiva que los elegantes carteles publicitarios a los que recurren muchas empresas. Darse cuenta de su verdadero potencial requiere comprender que estos dispositivos son más que simples monitores de video ya es un avance para entender la gran herramienta que puedes tener a la mano.